FORMACIÓN EN LA ESCUELA NAVAL
 

El primer año tiene como propósito consolidar la educación humanística y científica de los alumnos y a la vez fortalecer sus potencialidades intelectuales, enseñándole al Cadete una metodología de estudio de alto nivel, que le permitirá enfrentar con éxito la obtención de sus Grados Académicos y posterior Título Profesional. En esta etapa, también se inicia el desarrollo de su formación profesional, sustentada en la tradición naval, virtudes morales y patriotismo, indispensables para el enriquecimiento espiritual del Oficial de Marina.

Durante su estadía en la Escuela, los Cadetes deben cumplir con distintos períodos de embarco en buques de guerra y diversas actividades profesionales orientadas a fortalecer su vocación, que contribuyen a su formación integral.

     

Al término del primer año naval, los cadetes definen su futuro campo de acción profesional, para lo cual participan en diferentes conferencias relativas a la Carrera Naval con el objeto que puedan elegir, con el máximo de información disponible, su orientación a los escalafones de Ejecutivos e Ingenieros Navales, Infantería de Marina (sólo para Cadetes masculinos), Abastecimiento o Litoral.

Al aprobar el segundo año de Escuela, los Cadetes obtendrán el grado académico de Bachiller.

Durante tercer y cuarto año de Escuela, los Cadetes estudian las materias de ingeniería básica y ciencias aplicadas necesarias para la formación de sus futuras especialidades, graduándose como Guardiamarinas y obteniendo el grado académico de Licenciado en Ciencias.

Al inicio del cuarto año de la Escuela Naval, aquellos Cadetes pertenecientes al escalafón de Oficiales Ejecutivos e Ingenieros Navales, definen su orientación hacia las áreas de Ingeniería en Sistemas Navales o de Ingeniería Naval.

 
 

Durante el desarrollo de la Carrera Naval, los Oficiales continúan un proceso permanente de perfeccionamiento profesional, que de acuerdo a los méritos alcanzados, les da la oportunidad de realizar diferentes cursos de perfeccionamiento o post-grado en la propia Armada, o en universidades nacionales o extranjeras. Es una meta de la Armada, que todo Oficial, al alcanzar el grado de Capitán de Navío, haya logrado alcanzar un Post Grado en alguna disciplina de utilidad institucional.

Este proceso de perfeccionamiento permite a los Oficiales asumir progresivamente funciones de mayor responsabilidad, ejercer la administración superior de la Armada y ocupar altos puestos de honor y privilegio al servicio del país.