AVENTURA DE MOTES
 

Los postulantes que son aceptados para ingresar a la Escuela Naval, normalmente ingresan la última semana del mes del enero de cada año.

Desde ese día inician un período de adaptación e instrucción de casi cuarenta y cinco días denominado en jerga naval "Período de Reclutas".

En este período, los nuevos alumnos también llamados "motes", efectúan una serie de actividades de instrucción militar y conocimiento de la Armada, actividades que les permiten transformarse paso a paso en un Cadete Naval.

Dentro de las actividades que realizan, se encuentran una serie de visitas a los buques e instalaciones de la Institución, entre las cuales destaca el Buque Escuela "Esmeralda", buques de la Escuadra Nacional, Destacamentos de Infantería de Marina, aeronaves de la Aviación Naval, Fuerza de Submarinos, Astilleros y Maestranzas de la Armada - Asmar Talcahuano y la Escuela de Grumetes en la Isla Quiriquina, entre otros.

Todo lo anterior, además se complementa con competencias deportivas entre las divisiones de reclutas en disciplinas marineras, como tirar la cuerda, boga, natación y los tradicionales deportes colectivos como: fútbol, básquetbol, vóleibol y cross country, entre otras.

Al término de este período, se desarrolla la Ceremonia de "Revista de Reclutas", donde los "motes" demuestran a sus padres, familiares y amigos todo lo que han aprendido en este tiempo y cómo se han ido transformado en Cadete Naval, los que posteriormente lucirán a partir de ese día en las calles de nuestro país, el uniforme que nos caracteriza, al igual que lo hizo el Cadete Arturo Prat.

A contar de ese momento, los Cadetes inician su etapa de formación profesional, para convertirse en un plazo de 4 años en una nueva generación de Oficiales para la Marina de Chile.